Potencia en la instalación eléctrica

El suministro eléctrico depende de mediciones en las que encontramos términos como potencia, voltaje o tensión. Son similares, pero aplican para cosas diferentes algunas técnicas otras no tanto. El caso de la potencia en la instalación eléctrica, hace referencia a la contratación del servicio. A continuación, te presentamos algunos contenidos que deberías manejar.

potencia instalación eléctrica, energía eléctrica, electricidad, potenci

Por qué contratar una potencia eléctrica determinada

A partir de regulaciones en el sistema de suministro eléctrico, se hace necesario definir una tarifa específica. Es decir, tienes que acceder a un consumo normalizado en función de lo que contratas, ni más ni menos. Entras en parámetros que indican cuánto vas a cancelar, pero también, cuánto vas a consumir.

Qué son las tarifas normalizadas

Este título lo reciben precisamente los estándares que te señalamos en el párrafo anterior y atienden a límites de consumo. La potencia contratada es aquella adecuada para los equipos que tienes en tu hogar. La cuestión es que, si tienes un determinado consumo, este debe responder a tus requerimientos. Es una forma de regular y de establecer la potencia en la instalación eléctrica. Las mismas van en opciones desde 1,15 KW, para gastos mínimos hasta 14,49 en tarifa máxima.

Beneficios de las tarifas normalizadas

Cuando intentas definir tus requerimientos para la potencia en la instalación eléctrica que necesitas, definen un plan macro. Es decir, te planteas un máximo de consumo con el cual puedes elaborar una planificación del gasto energético. Es como tener un monto determinado de dinero para tus gastos, lo lógico será que elabores un presupuesto. La tarifa normalizada te brinda ese contexto de ahorro y planificación.

potencia instalación eléctrica, energía eléctrica, electricidad, potenci

Cómo determinar la potencia eléctrica adecuada

La instalación eléctrica tiene varios componentes esenciales, líneas, acometidas y equipos conectados. Estos últimos definen el consumo posible, es decir, la potencia que deberíamos contratar. En función de este contexto, es que debemos considerar la tarifa en la cual ubicarnos para lograr el mejor desempeño. A continuación, te explicamos algunos detalles de este proceso.

Estándar para casas de consumo adecuado

Podemos decir que existen aparatos comunes en casi todos los hogares con diferencias mínimas. Estas diferencias, no impactan severamente el total de consumo promedio y se ubican en 4.6 a 6.9 KW. Suficiente para alimentar un hogar con equipos de acondicionamiento climático, iluminación, servicios, calefacción y otros similares. Sin embargo, existe la posibilidad de consumos superiores, originados en necesidades especiales. Estos pueden ser adjudicados a suministro trifásico, más económico en relación a conexiones posibles.

Ejemplos de consumos adecuados

Veamos algunos ejemplos de la potencia contratada y aplicada efectivamente. Un apartamento tipo estudio, con calefacción o acondicionador de aire, televisor, calentador e iluminación debería gastar un máximo de 2.3 KW. Una casa grande, con instalaciones eléctricas complejas y estéticas, con todos los equipos para ser habitada por 6 personas, debería consumir 6 KW. Como vemos, ambas entran en los promedios más comunes en España.

Medidas para el control de la potencia contratada

Existen algunas medidas que permiten el control de la potencia contratada por el usuario. El primero evidentemente es su propio gasto, porque la economía, ante todo. Sin embargo, debes partir del principio básico que el rango contratado te obliga a limitarte. Es decir, cualquier consumo superior hará que tu servicio sea intervenido.

El interruptor de control de potencia

Una de las medidas aplicadas es el ICP, que se relaciona con la contratación que realizaste originalmente. Si no la respetas, por cualquier circunstancia, la compañía que suministra el servicio, puede interrumpirlo. Este no es un mecanismo punitivo exclusivamente porque también funciona como interruptor para situaciones de fluctuación severa en la tensión. Es decir, cuando hay picos de incremento o pérdida se activa para evitar peligros en este aspecto.

Cómo calcular mí consumo de electricidad

Existen dos términos a los que tienes que prestar atención: potencia contratada y potencia consumida. Ahora bien, establecer la diferencia entre ambas, nos pone en la ruta de planificar nuestro consumo.

Potencia contratada

Es solo aquella que señala nuestro contrato y a la que tenemos derecho como pico máximo. Es decir, es un máximo de consumo al que podemos llegar, no nos cobran el total, solo tenemos derecho al mismo.

Potencia consumida

Es el resultado del gasto energético que hacemos, siempre deberá estar por debajo de la contratada. Si la superamos, el problema es de dos órdenes, primero, puede que no sepamos exactamente cuál es nuestra necesidad. En segundo lugar, es posible que tengamos que migrar a una tarifa más adecuada.

Aquí encontrarás más información.

Cómo podemos cambiar nuestra potencia contratada

Se trata de un simple trámite burocrático, pero debes ser consciente de la verdadera necesidad de realizarlo. Antes que cualquier otra operación, verifica tus requerimientos de KW/h, es decir lo que gastas en cada aparato por hora. Existen tablas especializadas de las compañías de suministro que pueden informarte.

Consumos promedios por equipos

Para orientarte en torno a la posibilidad de cambiar la potencia de tu contador de electricidad, existen algunas medidas estándar. Entre otras, podemos decir que un refrigerador es el mayor consumidor de energía de una casa promedio. El mismo llega a 1800 w al día porque debe permanecer encendido de manera permanente. Así mismo, aparatos como el televisor o la lavadora a pesar de periodos cortos de uso tienen consumos altos que llegan hasta 1500 w al día. Es importante fijar un programa de ahorro sobre todo por esa información antes que un cambio de tarifa. Otros equipos como computadoras y similares tienen un consumo bajo pero dependiente de otros factores

El cálculo de la potencia eléctrica contratada es sumamente importante para el momento de contratar el servicio. Sin embargo, es solo un aspecto que tomar en consideración. Es fundamental asumir la posibilidad real de migrar hacia fuentes alternativas de energía sobre todo a nivel doméstico. Algunas modalidades como la energía solar, es altamente recomendable, sobre todo para disminuir nuestra factura de electricidad.

Si te interesa el tema, te dejamos este artículo sobre la importancia de saber elegir la potencia eléctrica para tu hogar. También puedes leer sobre cómo cambiar de proveedor (ya sea para la luz o para el gas), la potencia del contador y el mejor proveedor eléctrico y de gas. Además, en el siguiente vídeo aprenderás más sobre cuánta potencia necesitas: